Performer

Estar conectado, despierto, continuo.
Es la base para el camino de gracia.

Lo que distinguiría más fácilmente sería, primero, sombras; después, las imágenes de los hombres y demás objetos reflejados sobre la superficie de las aguas, y por último, los objetos mismos. Luego, dirigiría su mirada al cielo, al cual podría mirar más fácilmente durante la noche a la luz de la luna y de las estrellas que en pleno día a la luz del sol. Y al fin podría, creo yo, no sólo ver la imagen del sol en las aguas y dondequiera que se refleja, sino fijarse en él y contemplarlo allí donde verdaderamente se encuentra y tal cual es.
¨El mito de la caverna¨ Platón

Buenos aires, 2015

prueba_3Sin título-7

bio12bSin título-8

nueva1

nuevo2

prueba_4

Imprimir

mano22

Imprimir

14bImprimir